CONDUCTAS QUE PUEDEN OCASIONAR LA PÉRDIDA DE LA TARJETA PROFESIONAL DE UN CONTADOR PUBLICO

  • -

CONDUCTAS QUE PUEDEN OCASIONAR LA PÉRDIDA DE LA TARJETA PROFESIONAL DE UN CONTADOR PUBLICO

Categoría: Uncategorized

A continuación, se mencionan las situaciones más comunes por las cuales la Junta Central de Contadores –JCC– inicia procesos disciplinarios en contra de profesionales contables. Conocerlas le permitirá mantenerse atento y evitar el riesgo de una suspensión, o incluso de la cancelación de su tarjeta profesional.

  • Presentar documentos falsos para obtener la tarjeta profesional

Para obtener su tarjeta profesional el contador público debe acreditar un (1) año de experiencia técnico-contable en actividades propias de la ciencia contable, las cuales incluyen, entre otras, la revisión y control de contabilidades, los servicios de auditoría o revisoría fiscal y la asesoría tributaria.

Ante la urgencia de empezar a ejercer como profesionales y la dificultad para cumplir con los requisitos señalados por la ley, muchos egresados de los programas de contaduría pública optan por enviar constancias de experiencia falsas que les firman entidades dedicadas a este negocio, o entidades en las que los solicitantes laboran desempeñando otras funciones.

Si ha incurrido en esta práctica, debe saber que la JCC realiza cruces de información para detectar este tipo de irregularidades, como los que efectúa a propósito del pago de los aportes a seguridad social, para corroborar si el contador efectivamente laboró en determinada entidad durante el tiempo señalado en su constancia de experiencia.

  • Ejercer la revisoría fiscal en más de cinco sociedades por acciones

Muchos contadores desconocen cómo debe acatarse esta prohibición en la práctica, ya que su redacción en el artículo 215 del Código de Comercio da lugar a que se presenten varias dudas, entre ellas, si el mencionado límite de las cinco revisorías incluye a las SAS y si aplica también para los revisores suplentes.

Pues bien, en términos generales debemos advertir que, de acuerdo con la postura de la Supersociedades y el Consejo Técnico de la Contaduría Pública –CTCP–, el revisor debe incluir a las SAS dentro de este límite cuando estén obligadas a tener revisor fiscal, y a las sociedades por acciones en que es suplente cuando esté ejerciendo efectivamente el cargo.

Si un revisor fiscal incurre en esta situación, es común que el tribunal disciplinario de la JCC ordene la suspensión del ejercicio del profesional en cuestión por un término de doce (12) meses.

  • Retención de información contable

Como mecanismo de presión, los contadores suelen optar por retener los libros, comprobantes y soportes de contabilidad de sus clientes cuando no reciben oportunamente el pago de sus honorarios. La JCC ha dicho en la Circular externa 000046 de 2006 que esta práctica está prohibida por el Código de Ética del contador, pues en caso de encontrarse ante tal situación, este último tiene la posibilidad de iniciar un proceso jurídico para exigir el pago al que tiene derecho por el trabajo que ha realizado.

En todo caso, si un contador incurre en esta práctica, el tribunal disciplinario de la profesión puede suspenderlo en su ejercicio, por lo que es recomendable recurrir a la vía legal y no correr riesgos innecesarios.

  • Devoluciones solicitadas a la Dian

Algunas entidades ejercen presión sobre los contadores públicos para que ajusten sus declaraciones tributarias de acuerdo con sus intereses. Los profesionales contables, bien sea por conservar su trabajo o por obtener una ganancia “fácil”, acceden a manipular la información contable y tributaria. Ante esto, debemos recordar que el contador o el revisor fiscal que firma las declaraciones está dando fe pública de los valores contenidos en ellas. Por consiguiente, es mejor evitar prácticas que vayan en contra de la ética, en las cuales el contador siempre termina siendo el más perjudicado.

  • Ejercer la profesión durante el término de la suspensión

Ejercer la profesión durante el tiempo de suspensión de la inscripción es una de las causales de cancelación de la tarjeta profesional. El problema es que existen casos de contadores públicos que desconocen que la JCC los ha sancionado, por lo cual continúan ejerciendo la profesión con normalidad.

Esta última situación puede deberse a que el contador no ha actualizado sus datos ante la JCC, y por tanto no puede ser notificado en caso de que se inicie un proceso disciplinario en su contra. Si la JCC no logra notificar al contador, nombra un defensor de oficio que lo represente, y el proceso continúa su curso.

La recomendación es que actualice sus datos en la JCC, incluyendo una dirección de correo electrónico que revise constantemente. De esta forma, podrá ser notificado oportunamente ante cualquier sanción o proceso.

  • Extralimitarse en las funciones de la revisoría fiscal

En el cumplimiento de sus funciones, el revisor fiscal puede ser consultado por sus clientes para resolver dudas sobre registros de transacciones, medidas de control interno, entre otros asuntos. Sin embargo, debe tener especial cuidado con que estas atribuciones no lleguen al punto en que termine coadministrando. Vale la pena recordar que hace poco el tribunal disciplinario le emitió una sanción de suspensión de la inscripción a un revisor fiscal que se tomó la facultad de elaborar llamados de atención a los trabajadores de la propiedad horizontal en que prestaba sus servicios.