ACÓGASE A LA LEY DE INSOLVENCIA ECONOMICA POR LOS EFECTOS DERIVADOS DE LA PANDEMIA