FALLECIMIENTO DEL TRABAJADOR, QUE DEBE HACER

  • -

FALLECIMIENTO DEL TRABAJADOR, QUE DEBE HACER

Categoría: Uncategorized

La pérdida de un trabajador es un evento trágico y complejo que puede tener un impacto profundo en la dinámica de una empresa. Además de generar un dolor emocional significativo, conlleva una serie de situaciones y consideraciones legales que tanto el empleador como el trabajador deben tener en cuenta.

En este análisis examinaremos cinco aspectos cruciales del derecho laboral y la seguridad social que deben ser conocidos en el contexto del fallecimiento de un trabajador.

  1. El fallecimiento del trabajador finaliza el contrato de trabajo

El contrato de trabajo es una relación jurídica laboral en donde se tienen como obligaciones principales: para el trabajador, prestar un servicio personal y subordinadamente; y para el empleador, pagar al trabajador por recibir tal servicio.

Cuando un trabajador fallece, se vuelve imposible que cumpla su obligación principal de prestar el servicio acordado. Por esta razón, el contrato de trabajo debe finalizar, ya que las circunstancias impiden que se cumpla dicha obligación. Por ello, dentro de las formas de terminación de los contratos laborales señaladas en el artículo 61 del Código Sustantivo del Trabajo –CST– se dispone la muerte del trabajador (literal “a”).

  1. Pago de la liquidación final a la familia del trabajador fallecido

Debido a que el contrato de trabajo finaliza, es obligación del empleador pagar las prestaciones sociales (primas, cesantía, intereses de cesantías), salarios y vacaciones debidas al momento de la muerte.

El pago de dicha liquidación final, de acuerdo con lo estipulado en el artículo 212 del Código Sustantivo del Trabajo –CST–, debe ser entregado a los beneficiarios del trabajador fallecido. Estas personas deben acreditar su calidad mediante registros civiles, declaraciones juramentadas u otros documentos pertinentes, además de proporcionar testimonios que respalden su condición de únicos beneficiarios. Si llegase a haber más interesados, quienes reciben la liquidación del contrato serán responsables frente a los demás partícipes.

Finalmente, antes de entregar el dinero de la liquidación del contrato a los beneficiarios, el empleador deberá dar aviso público con 30 días de anticipación, por lo menos dos veces en algún medio de comunicación del lugar, indicando a quien sea un posible beneficiario del trabajador fallecido que debe presentarse en las oficinas de la empresa.

Es importante recordar que los beneficiarios de los trabajadores que fallecen son:

  • En primer orden, los hijos consanguíneos o adoptivos.
  • En segundo orden, los padres o ascendientes y su cónyuge, cuando el difunto no dejó hijos.
  • En tercer orden, los hermanos y su cónyuge si no están con vida los padres.
  • En quinto orden, los sobrinos en caso de que no se encuentren con vida los antes mencionados.
  • En caso de no existir alguno de los anteriores, quien tendrá derecho sobre dicho dinero será el ICBF.
  1. Pago por consignación judicial en caso de conflictos entre los solicitantes de la liquidación final

En caso de que en la solicitud de la liquidación del contrato exista conflicto entre los beneficiarios, el empleador deberá realizar el pago por consignación en una cuenta judicial, conforme lo establece el artículo 295 del CST. Después estos deberán acudir a un juez para que dirima la situación y disponga quién o quiénes tendrán el derecho sobre este dinero. 

  1. El empleador debe otorgar el permiso a los compañeros de trabajo para asistir a las exequias

Conforme a lo establecido en el artículo 57, numeral 6, del CST en caso de fallecimiento de un trabajador, el empleador tiene la obligación de otorgar un permiso especial a los compañeros de trabajo del fallecido. Este permiso les permite asistir al entierro u otros actos religiosos relacionados con el fallecimiento. Sobre ello, la norma puntualiza lo siguiente:

Conceder al trabajador las licencias necesarias para (…) para asistir al entierro de sus compañeros, siempre que avise con la debida oportunidad al empleador o a su representante y que, en los dos (2) últimos casos, el número de los que se ausenten no sea tal que perjudique el funcionamiento de la empresa. En el reglamento de trabajo se señalarán las condiciones para las licencias antedichas.

Teniendo claro que dicho permiso no puede afectar el funcionamiento de la empresa, debe solicitarse con tiempo y organizarse con el empleador, quien finalmente será el encargado de organizar la forma en que otorgará el permiso.

  1. No se debe pagar indemnización por despido injustificado por el fallecimiento del trabajador

Es importante tener claro que la muerte es una forma de finalización del contrato que, si bien genera el pago de la liquidación final de prestaciones sociales, no genera el pago de la indemnización por despido injustificado, dado que la misma solo se causa cuando se da, como su nombre lo dice, por despido injustificado, y la muerte es una forma justificada de finalización del contrato, como anteriormente se explicó.

La familia podrá acudir al fondo de pensiones en busca de una pensión de sobrevivientes

Es importante recordar que en caso de fallecimiento de un afiliado a un fondo de pensiones, quienes conforman su familia podrán solicitar la pensión de sobrevivencia de su ser querido si cumplen con los requisitos establecidos en el artículo 13 de la Ley 797 de 2003. Sin embargo, es fundamental que los solicitantes estén incluidos dentro de las personas reconocidas por la ley como beneficiarios legítimos.